Cuando nuestra vida transcurre entre el autobús y el ascensor, los contrastes se convierten en nuestra sombra, nos persiguen a todas partes para obligarnos a retener en la memoria y la imaginación una serie de imágenes abrumadoras, esas que nos recuerdan que detrás de los edificios opulentos con elevadores perfectos, hay barrancos que resguardan el eco de un bus urbano que trae consigo la huella de todo aquello que hemos preferido ignorar, pero que de vez en cuando sale a colación entre palabras disfrazadas de utopías posibles.

María Alejandra Guzmán

 

María Alejandra Guzmán (Ciudad de Guatemala, 1990). Humanista egresada de la carrera de Periodismo y Comunicación Social. Publicó diversos artículos de opinión en la revista Casi Literal y Mediapress GT, asimismo ha estudiado fotografía, teatro y danza. Actualmente, trabaja como docente y gestora de comunidades en línea.

 

Columnas publicadas:

Abanderados sin gloria:

**

Foto: Guillermo Lechuga

Anuncios