Justo cuando apaga la luz y se dispone a dormir, oye en su cabeza como se aglomera  una marabunta de ideas que poco a poco le van carcomiendo el sueño. Por más que cierra los ojos, el chirrido es tal que le pone las pestañas de punta. Enciende la lámpara que hay sobre su mesa de noche. Toma bolígrafo y libreta, decidido a descargar todas las ideas que lo tienen insomne. En blanco. Ni una sola palabra, las ideas se han ocultado, como espantadas por la luz.

-Hijas de puta.

Apaga la luz y se acuesta. A los segundos surge de nuevo el chirrido. Lo intenta ignorar, pero va in crescendo y se le hace imposible. Quizás si escriba con la luz apagada, piensa. Siente que su cabeza va a estallar. Tantea a oscuras sobre la mesa de noche, toma la libreta y el bolígrafo. Las ideas siguen sonando.

-Ahora sí las atraparé.

Hay ideas que le parecen geniales, hay ideas extrañas, hay ideas que le asusta pensarlas, hay ideas que no sabe si alguien más se las dijo o las leyó en algún lugar, luego las olvidó y ahora resurgen aparentemente propias. Y esta vez las está apuntando al vuelo, cada una, ninguna se le escapa y el ruido cada vez es menor. Claro, son ideas en bruto, hay que refinarlas, pero el germen de algo bueno, quizás malo también, ya está ahí, retenido a la realidad por papel y tinta. Luego de un buen rato escribiendo al fin se siente liberado. Sabe que ahora ya puede dormir tranquilo. Sabe que al despertar lo esperan sus ideas. Cierra la libreta y junto al bolígrafo los vuelve a colocar sobre la mesa de noche. Su cabeza está en silencio, cierra sus ojos con satisfacción.

A primera hora de la mañana revisa la libreta, emocionado, ansioso de leer sus apuntes. No cree lo que ve. Se levanta de un salto va al baño, se empapa la cara con agua fría para sacarse de dudas y regresa a la habitación. Vuelve a revisar la libreta página, por página; lo comprueba. Solo hay garabatos sin sentido.

-Hijas de puta.

Jorge M. Luna. Nació el 24 de agosto de 1998, en Quetzaltenango, Quetzaltenango. Los primeros de vida, residió en Quetzaltenango, posterior a ello se mudó a la ciudad de Guatemala. Cursó el bachillerato en Ciencias y Letras, en el Instituto Emiliani Somascos. Actualmente lleva el segundo año de Ingeniería Industrial, en la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Anuncios

Escrito por Colaboradores Mandrágora

¿Quieres publicar en Mandrágora?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s