Esta semana la voy a pasar en Nueva York. Estaré estudiando algo que me aleja y acerca tanto a lo que hago: estudié física porque quería divertirme en la universidad, me terminó interesando la física del plasma y, para insertarme mejor en mi trabajo, ahora estoy estudiando análisis de riesgo financiero. Me ha servido para darme cuenta de que no quiero hacer esto por mucho tiempo.

A partir de las seis de la tarde, los estudiantes somo más o menos libres. Después de estar doce horas frente a la computadora enfrentado la misma matemática que enfrento siempre, pero con otro significado, solo me quedan ganas de encerrarme en mi cuarto de hotel y pasarme las horas restantes leyendo a Auden.

Con algunos de los que están en la misma clase hablamos de ir a los lugares a los que todo el mundo va. He ido, porque tengo que ir. He ido, porque así ha sido siempre la forma de viajar. Pero a mí me gusta perderme, solo, como si quisiera que me maten. Me gusta verme en una calle que no tiene ni forma, ni nombre, ni historia. Con mis pasos quiero darle historia. Quiero arrastrar mis libros sobre las calles que me olvidan y que me vean raro porque parezco nuevo en el lugar. Quiero hacer el amor y que no se olviden de mi cuerpo, que no olviden que ante todo soy escritor y lo demás es una mentira que tuve que asumir. Quiero ser el amante sin nombre que nunca existió. Un Putois informe en la noche, en las sábanas de hotel, en una barra de bar moribundo.

Hoy caminé hacia ningún lugar, sin ganas de volver, pero siempre con la violenta certeza del regreso en la frente. Fui a las calles que nadie cruza, porque solo hay casas de personas tan dolorosas como todas las personas que tienen hogar. Nadie cruza las calles donde la soledad del abandono del nombre y del cuerpo es tan grande que se anula en la locura, en la esquizofrenia violenta de la soledad y la vagancia.

Esa es Nueva York y esas son sus librerías. El país que parió a Random House-como una destelló de su bandera-y se comió todo lo que cupiera en la geometría del libro. Una ciudad que simboliza ese monstruo de normalización y de olvido que es la globalización. Pero su gente asume la condición de destierro que da el significado del mundo. Aquí nadie vale nada, se aferran a su historia con una piel desgarrada, pero se aferran como lo harían a un recuerdo y a la masturbación de su mejor polvo. Se aferran, mas no la avivan, no le dan forma ni sonido.

No fui al WTC porque solo iba a ver al monstruo de lejos, como a una sombra. Iba a ver solo a la inevitable ruina. La ciudad, su abandono, su locura, su amor habita en todos los que caminan desesperados. La ciudad habita en el dolor y en la miseria de quienes caminan con un objetivo, en su publicidad destructiva en los metros, en los mensajes gigantes de autoexplotación. Busqué libros, libreros y bares. Solo encontré libros y una ciudad sumamente solitaria y somnolienta.

Nadie se fija en alguien que camina como un vago con un Auden bajo el brazo, sudado, con ganas de mear, pensando en como va a modelar un plasma frío. Mientras me imagino como se vería el modelo de inversiones que obedece a la ecuación de Euler-Lagrange. ¿Qué sería el hamiltoniano de una maldita inversión?

 

 

Anuncios

Escrito por olivettilettera25

Estudiante de física en la Universidad del Valle de Guatemala. Fundador del certamen de poesía Luis Cardoza y Aragón en la ciudad de Antigua Guatemala, co-fundador de la revista literaria Dibujos de un ciego. He dispersado mis cuentos y poemas por México, España,Argentina y Guatemala. Tengo dos poemarios publicados: Autorretrato (desvergonzadamente auto-publicado, 2013) y Poemas a la nada (Tujaal ediciones, 2016)

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s