Es importante saber dónde estás en cada momento. Justo ahí está el equilibrio perfecto. El encuentro de cielo y tierra. No demasiado Dios, no demasiado espíritu, no demasiado universo, no demasiado egoísta, de otra forma la vida se vuelve una locura. Si pierdes equilibrio, pierdes poder sobre ti.

Para hallar el equilibrio que buscas debes tener los pies tan firmemente plantados en la tierra que parezca que tienes cuatro piernas en lugar de dos. De este modo podrás estar en el mundo. Pero debes dejar de mirar el mundo con la mente. Tienes que mirarlo con el corazón. Así llegarás a conocer a Dios, llegarás a conocer el universo, pero sobre todo llegarás a conocer el espíritu.

 Elizabeth Gilbert

La vida nos enseña que para poder ver, hay que cerrar los ojos y escuchar al corazón. Solo en ese momento seremos capaces de entender lo que es importante, lo que vale la pena luchar, lo que no es falso, lo verdadero. Porque es en ese momento cuando se ensancha la mente y se abren nuevas oportunidades.

Solamente ver las cosas desde otro ángulo, siempre será mejor que no arriesgar.  Y es que a veces la vida se vuelve una carrera que no tiene fin, muchas veces el entorno cambia pero los resultados siguen siendo los mismos y una y otra vez chocamos con la misma piedra, y eso pasa porque nos cegamos ante lo evidente, porque no queremos ver más allá.

Vamos a cambiar, enfrentemos nuestros temores, cerremos el ciclo, cambiemos la página y dejemos que nuestra vida gire en base a un tono de “excesiva alegría”. Y recordemos que si queremos que las cosas cambien, debemos empezar por cambiar nosotros.

He aquí mi secreto, el cual, no puede ser más simple: solo se puede ver bien con el corazón, porque lo esencial es invisible para los ojos.

El principito, (Antoine de Saint-Exupéry)

Cada día nace una oportunidad que nos mantiene vivos y nos recuerda que por más dura que sea la oscuridad un nuevo amanecer siempre regresará, y es que debemos estar claros que, aunque todo cambia, la vida tiene su ritmo y es a ese ritmo que vamos cambiando.

Vamos a estar claros que las cosas no siempre salen como queremos, ni siquiera cercano a lo que hemos planificado, no olvidemos que la vida es un abanico de oportunidades, que la vida trabaja con multiplicidad de opciones y que siempre nos sorprende con las oportunidades que nos ofrece.

Estemos claros la vida no es siempre justa, y siempre hay una parte nuestra que se mantiene leal a lo justo, que rechaza lo injusto y desprecia la lucha no leal, nunca la abandonemos.

El sufrir es parte de la vida, hay muchas formas de superarlo de esa forma podemos crecer, sabremos enfrentar situaciones dolorosas en el futuro y podremos ayudar a los demás con nuestras experiencias.

Aunque las personas no actúen como queremos, nunca dejemos de actuar con amor y bondad. No renunciemos a tratar a quienes no actúan con ganas de cambiar, porque ninguna acción de un ser humano puede quitarle a otro la capacidad de soñar.

Nunca es tarde para vivir, nunca es tarde para avanzar, nunca es tarde para conseguir.

La vida nos enseña que al final gana quien todas las mañanas se levanta dispuesto a comerse el mundo, a pesar de las circunstancias del camino. Aun quien con lágrimas en el corazón siempre regala una sonrisa. Aun quien se atreve a creer en los sueños, en un te amo que salga del alma, en un abrazo de esos que dejan sin aliento, quien entiende que debe vivir su propia vida a riesgo de todo dándole un sentido, quién aprende del mensaje que queda detras de cada fracaso, frustración o tristeza,  quién aprende de cada caida a reinventarse.

Es en crisis que se aprende a entender que todo lo que nos sucede es perfecto así no lo entendamos y que va a llegar el momento en que todo será diferente.

Cierra los ojos Y abre los del alma Veme como soy Que no te hablo de perfección Te enseño mi corazón. Que si no esta cubierto de heridas Esta lleno de amor Que si no esta bañado en lágrimas Resplandece de alegrías Si late es porque es fuerte Si se agita es porque siente Aun así, si no has visto nada de lo que te estoy hablando, es porque siempre me viste con los ojos y no con los del alma.

Anónimo.

Jesús Armando Colmenares Jiménez, venezolano. Abogado; ha publicado artículos científicos en la Universidad del Norte en Barranquilla, Colombia. Motivador, también ha escrito artículos de motivación, primero en el blog matkubblog.WordPress.com. Actualmente escribe para el periódico digital español cinconoticias.com y la revista mexicana todoincluidolarevista.com.

Anuncios

Escrito por Mandrágora

Mandrágora fue fundada en 2014 por Fernando Vérkell. Una de las primeras revistas en línea con sede en Guatemala dedicada a la divulgación de la literatura contemporánea en Hispanoamérica. Envíe propuestas a gt.revistamandragora@gmail.com

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s