Noe Vásquez Reyna nació en 1983. Es literata, columnista y se autodenomina escribiente. Está a punto de presentar su libro de relatos Tránsito en espiral, y se ha sentado con Mandrágora para hablar de su obra.

Fernando Vérkell: Noe, ¿cómo nació Tránsito en espiral?

Noe Vásquez Reyna: Nace hace cuatro años, con algunas variantes. Se intentó publicar en ese momento, siempre en una editorial pequeña e independiente, pero no fluyeron las condiciones; al final no coincidimos con el editor. Nació como un conjunto de relatos que querían ser libro, pero se tuvo que partir, y algunos relatos fueron publicados en la Revista de la USAC y en espacios electrónicos como la revista Jícara. Luego se volvieron a reunir, y dado que ya tenía un nuevo matiz, se dividió en tres partes como se publica ahora con Mandrágora.

FV: ¿Recuerdas cuál fue el primer relato que escribiste, específicamente para Tránsito en espiral?

NVR: La alfombra, incluso ese es el más viejo del 2008, lo leí y revisé muchas veces.

FV: Hace diez años… y sin embargo, al leer y releer, existe una cohesión en el libro, de manera que no sospechamos que los textos sean de años dispares. ¿Cómo lograste eso?

NVR: Reescribir, revisar, reepensarlos como un todo; supongo que hay temáticas constantes en alguien que escribe, y los relatos que escribí al final, que mencionan a Sara y a Eliot son los que hicieron esas relecturas. Estos personajes creo que son los que ayudaron en ese proceso.

Mi idea de trabajar las letras es pensar en entregar/ofrecer un proyecto complejo y completo, que pueda dividirse y leerse en fragmentos pero que también sea parte de un todo y tenga así más posibilidades.

FV: La pregunta de cajón: ¿existen Sara, Eliot y el libro rojo?

NVR: Uyyy (ríe). Como personas reales, quizá haya un desdoblamiento. Otros personajes de otros relatos sí tienen rostro, con nombre y apellido. Sara… Es una persona hecha nostalgia y personaje. Eliot es un personaje niño-animal que es recurrente, es el mismo Ot que aparece en Puertas y escaleras (Loqueleo, 2016) es un malabarista que salta entre mis relatos. El libro rojo creo que siempre ha existido y existirá, quizá en forma de pastilla o como pensamiento de guerrillas, como en Star Wars.

(Añade): Ot es un niño huérfano que solo se comunica diciendo: “Ot, Ot, Ot,” no dice nada más.

FV: Hablemos de tus libros anteriores. Después del paso del tiempo, ¿cómo calificas Ojos de ciegos (alambiqve, 2015)?

NVR: Fue un buen comienzo. Creo que fue abrir la puerta para seguir puliendo las palabras. De ese libro hay cosas que quisiera cambiar, pero lo dejo así porque hay dos cuentos que me sorprenden, porque logran que otros lectores se cuestionen cosas y estoy feliz con eso. Alguien dijo de Ojos de ciegos que es como el “diario de un burócrata”, quizá lo que quería decir es que le faltaba literatura, o fue un insulto que no entendí. Para mí es mi primer libro de relatos en el que un editor vio algo que tenía… (piensa un momento y añade:) posibilidades, tal vez.

FV: Diario de un burócrata se ha convertido en un texto excelente. Puertas y escaleras es un texto para jóvenes. ¿Lo has releído? ¿cuál es tu opinión sobre él?

NVR: Lo he hecho. Es más: Puertas y escaleras ha sido leído por dos clases de primaria en Honduras y he podido hablar con las chicas y chicos vía Skype. En una de esas, enciendo la cámara y todos los alumnos estaban disfrazados de los personajes del libro. Y en una de las pláticas, un chico me pide que le recomiende qué más leer, porque a él no le gusta leer pero no pudo soltar el libro. Eso me ha llenado cómo no se tiene una idea. No es un académico escritor haciendo una crítica, es un crío, son críos de 11 años a quienes emocionaste. Eso es más que lindo y tiene más sentido, ¿no?

FV: Pero claro, los mejores lectores son aquellos que no leen. Noe, también has incursionado en la columnística y el periodismo. Hace unos meses publicaste un reportaje que, a su vez, ha ayudado a otros medios a atreverse. Incluso siendo muy temprano para sacar conclusiones, ¿cómo te sientes al respecto?

NVR: No quiero esa etiqueta de “haber ayudado a otros medios”. Esas investigaciones requieren tiempo y mucho valor de las mujeres que denuncian. Las mujeres siguen estando en desventaja. Quizá el reportaje que escribí solo salió antes, pero también sé que no es fácil escribir sobre las violencias contra las mujeres y que sean lo necesariamente serias y contundentes para decir que el acoso y la violencia no son normales ni deben ser toleradas. Pude escribirlo gracias a las voces que rompieron el silencio, esas son las voces que necesitan eco. Solo me alegra que sigan los reportajes que señalen y marquen a estos tipos con masculinidades tóxicas y violentas que siempre se creen don Juanes e impunes. Nos tocó vivir la era del #MeToo porque, a diferente nivel, antes o después, a todas nos ha pasado, y me incluyo, y ya estoy harta de que siga pasando y como sociedad lo permitamos, sean escritores, músicos, policías o funcionarios, o en el peor de los casos, la pareja.

FV: Cuánto permitimos es un texto interesante, incluido en Tránsito en espiral. Prosigo: ¿Crees que esta ola de reportajes ayude a mejorar la situación y las relaciones desiguales de poder?

NVR: Quiero creer que son un inicio que no comenzó en Guatemala, hay literatura de tres siglos antes que ya hablan de esto. Las mujeres lo han dicho de miles de maneras y no las seguimos escuchando. Lo estructural es difícil de mover-romper-cambiar. En lo personal no creo en hombres feministas, creo en aliados, solo les pido a estos que dicen ser aliados que no me pidan tiempo para deconstruirse, a las mujeres cis y trans las están matando. Perdón, pero ya están grandecitos para admitir y asumir responsabilidades.

(Se detiene un momento y añade:) Sí, ese cuento (Cuánto permitimos) habla de eso, de esas violencias a las que les decimos amor , ese amor retorcido que nunca cuestionamos hasta que es muy tarde.

FV: Otro de los temas importantes en tu carrera, Noe, es tu sección columnística en Casiliteral.com (Malabares & amalgamas) ¿Cuánto llevas colaborando con ellos?

NVR: Desde el 2012. (Ríe) Un montón de años.

FV: Casi literal ha sido una plataforma para muchos columnistas centroamericanos, sin duda. Hablando de CA, siempre preguntamos lo inevitable: recomiéndamos escritores y escritoras centroamericanos, vivos, para hacerla más dificil.

NVR: Me inclino por los salvadoreños, Mauricio Orellana Suárez, Vanessa Núñez Handal, Elena Salamanca, los tres vivos y con libros y textos buenísimos.

FV: ¿Que viene en la carrera de Noe Vásquez Reyna?

NVR: (Piensa un poco y dice:) Sobrevivir como todos en este país. (Añade:) Por ahora ya hay relatos, algunos a cuatro manos, en cola. Solo espero que no se tarden otros cuatro años y nueve mil revisiones para que puedan ser leídos.

Nos despedimos y mientras preparo la publicación, releo mi relato preferido de Tránsito en espiral: Dice Eliot:

Dice Eliot que también es poeta, que está muy cerca de degustar vértigo, suspensión y pólvora.

BIO:

Noe Vásquez Reyna (1983) Literata, columnista, escribiente. Egresó de Letras y tiene un posgrado en Formación Periodística y una maestría en Comunicación Virtual. Publicaciones: Ojos de ciegos (Alambique, Amatitlán: 2015), Puertas y escaleras (Loqueleo, Guatemala: 2016). Relatos, poesía y ensayos en las antologías Paseo bajo la luna creciente (La Décima Letra, México: 2014), Si la sangre fuera ambrosía (Proyecto Editorial Los zopilotes, Antigua Guatemala: 2016) y Anatomías del deseo negado (Editorial X, Guatemala: 2018), Nuevo Signo. Siete poetas para nombrar un país (Editorial Cultura, Guatemala: 2018) y en Discriminaciones (Ediciones Böll, San Salvador: 2019).

Tránsito en espiral se presentará el 21 de junio, a las 19:00, en Casa de Cervantes, con los comentarios de Lenina García y Tristán López.

Anuncios

Escrito por Editores Mandrágora

Mandrágora fue fundada en 2014. Es una de las primeras revistas en línea, con sede en Guatemala, dedicada a la divulgación de la literatura contemporánea en Hispanoamérica. Publicamos narrativa, poesía, reseñas, opinión y crítica de arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s