Escribe sin descanso, con fe, cólera, envidia,

amor, ilusionadamente, ─sin esperanza.

Escribe como quien cierra una puerta

de una a otra nada.

Estás vivo: te hiere el engaño de palabras técnicamente

reunidas, lloras por el pequeño hilo del manantial que pasa

olvidándote. Júntalo en tu poesía.

─Alguien cae.

Lo esperan privaciones, una muchacha, los días rigurosamente inciertos.

Canta. Pon en su camino la poesía.

Y alguien pasa.

Cuando sueñas, lloras o bailas como un loco y el temor acecha

te duele el tiempo perdido y llueve. Escribe entonces.

Antonio Brañas (1920-1988). Poeta y ensayista, miembro de Grupo Acento, generación literaria del 40. En 1968 se unió al Grupo Nuevo Signo. Publicó: Isla en mis manos; Transportes y mudanzas; Acceso.

Imagen: Shintaro Kago

Anuncios

Escrito por Mandrágora

Fundada en 2014 por Fernando Vérkell. Una de las primeras revistas en línea con sede en Guatemala dedicada a la divulgación de la literatura contemporánea en Hispanoamérica. Envíe propuestas a gt.revistamandragora@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s