LA AMBIGÜEDAD DEL SEDIENTO

La verdad es que el sediento existe
más allá de lo improbable
nunca sabremos
Si resistir al espejismo
es signo de cordura
Si la ambigüedad del sediento
es signo de fracaso
si el sediento maldice su lengua
porque en todos sus sueños
la muerte le parece líquida.

LAS OCULTAS

¿Dónde engavetan a mis mujeres?
¿Qué clase de etiqueta le ponen a la caja donde las esconden?
“frágiles”, “delicadas”, “material altamente inflamable”
Veo sus frentes: las imagino doradas. Marmoleadas. Mixtura de razas.
Veo sus manos: Han conocidos colores que supieron apresar a pulso.
Cabelleras bucólicas que no describió el compilador.

PRIMERO DE NOVIEMBRE

Manojos y reminiscencias brotan
en medio de un gentío nervioso.
El grupo de ancianas discute el precio de las flores
Si llevar este color celeste o aquella terracota.

Pienso en el jardín de las delicias
los cuerpos los frutos la impresión carnal.
No sabría decir qué modifica este cuadro
si el aliento o el prodigio de ser foránea
si la brutalidad del día previo al festejo
si la muchedumbre merece
llevar el luto con flores pasadas de moda.
Es preciso conservar rituales
antiguos instrumentos de la costumbre.

Existe una verdad perversa:
la ciudad es un camposanto habitable.

TRANSICIÓN

Y resurgiré de la piedra
convertida en musa triste
cisne de mármol
efigie de falsa contrición
llevando como única pertenencia
la espuma ácida de mi nombre.
Un día fui esa flor que el lodo vomitó
y renunció a una docena de primaveras.
Me he acomodado tranquilamente
a la miseria del canto de los hombres
al misterioso éxtasis del abandono
a la zozobra de la existencia.
De estatuas siguen llenas las plazas
y navegan las abejas sin ojos.
Las guirnaldas de fiesta
se quedaron para mis días de ingenua.
¡Dichosa Palas Atenea!
que gozó de sabiduría y no de muerte.
Quiero dormir entre flores sin náusea
y resurgiré de la piedra
convertida en musa triste.

LA CEREMONIA DE BESARNOS LAS MANOS

Se aproxima la ceremonia más solemne de todas
la batalla de las uñas contra la muerte
así he de besarte uña a uña dedo a dedo
hasta acumular más cicatrices en la piel extraña.

En la solemnidad del rito besarnos las manos
envejecidas por la historia de todos
elevarlas como banderas absurdas
y sellar nuestro pacto con fuego y lágrima

NUMEN DE ORDENADOR

A Cristina Peri Rossi

Todo tiempo plagado de humedades
exige vanas formas de olvido.
Repetirse frente al ordenador:
no intentes besarla desde la pantalla
es una diosa de busto firme
y domina las estrategias del deseo.
Busco la elocuencia de tus pezones
sin comprender el dulce artificio que disimulan.
Niego tu edad, olvido la mía.
Señal de un asombro que no se permite.
No me resisto
enciendo el ordenador y tecleo tu nombre.
Muchachita pagana:
hace mucho que vives
en un abismo colmado de idólatras.

ORACIÓN POR SANTA ROSA
Elevarás una oración con los ojos curtidos
por esta ciudad-patria.
Tu oración será escuchada porque llevará su dosis de novedad
tendrá la suficiente vena para alcanzar la extremaunción
de todos nuestras rutinas comerciales.
Será beneficiosa por su intención de embestir al recuerdo.
Aquí están todas las llaves que siempre busqué
o quise enterrar bajo una nube de letreros luminosos.
La gente olvidó el ritmo acuático de los días
porque siempre es lunes.

La memoria se reduce en largas esperas de mi madre
y mi papel de hermana mayor.
Luego vino el silencio con sus múltiples alturas
intentar enhebrarlo era un ritual peligroso
en una ciudad con las piernas de virgen.
Santa Rosa está en la punta de mis dedos.
Una oración valiente podría volverla relámpago
La nombro. Solo me responden sus siglos de minería y olvido.

CELEBRACIÓN
Celebro mi permanencia en el ojo de la fiera
celebro que mis labios todavía inquietos
no sepan nada de plegarias.
Celebro el ciclo de la infinitud
es decir, mi permanencia en el ojo de la fiera.
Dirán de mí que fui semilla echada a perder
infecunda hasta la última gota
por eso celebro la altivez de las estatuas
enviadas a darme la canción de espiga
la misma que atraviesa mi cuello
por cada mujer disoluta que como yo
también ha sido estatua.

COMERCIO Y MAGIA
Transita una horda de muchachas
con paso firme frente a la catedral
Tomadas de las manos
Fatídicas
Impolutas
Expectantes
Andróginas.

La más joven
lleva una flor iridiscente sobre su pezón.

En la acera un muchacho
con camiseta de letras impronunciables
dos o tres demonios azules
contempla por azar
la belleza de un pezón desafiante.

El humus de un automóvil
nos despierta de ese leve sueño
interrumpido
por un pezón enarbolado
cual si fuese una abeja de luz.

ORACIÓN CONTRITA

Señor
puedo poner la verdad entre tus manos
y harás con ella lo que te plazca
puedo, si es preciso
borrar mi nombre y llamarme lluvia
solo si el tiempo se vuelve sangre.
pongo la verdad entre tus manos
te cedo así mi temor al fuego
pero nunca, nunca
me digas que pagaste por adelantado
mis apuestas con tus ángeles de plomo.

****

Lourdes Ferrufino
Nació en Santa Rosa de Lima, departamento de La Unión, el 10 de febrero de 1992. Licenciada en Letras por la Universidad de El Salvador (UES – FMO). Se dio a conocer por el certamen literario de mujeres «La flauta de los pétalos» (2015) organizado por el centro de Estudios de Género de la UES. Dirige los ciclos de poesía “La Página Desértica”. Aparece en el índice general de poetas salvadoreñas «Las muchachas de la última fila» (Zeugma editores, San Salvador, 2017). Obra publicada: «La Espina Etérea» (San Miguel, 2016) «Diluvio» (San Salvador, 2017). Actualmente se dedica a la docencia.

Ilustración: Clive Head

Anuncios

Escrito por Mandrágora

Fundada en 2014 por Fernando Vérkell. Una de las primeras revistas en línea con sede en Guatemala dedicada a la divulgación de la literatura contemporánea en Hispanoamérica. Envíe propuestas a gt.revistamandragora@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s