(1)

ah, qué triste

es la arena sin vida

que pasa entre mis dedos.

(2)

después de escribir genial, genial

como cien veces en la arena

ya no pienso en la muerte

y vuelvo a casa.

(3)

ay madre,

cuando me duermo con hambre

yo, tu único hijo,

aún recuerda el sabor de tu leche.

(4)

como un hijo de las colinas

siempre piensa en las colinas

cuando tengo pena

siempre pienso en ti.

(5)

si pudiera escuchar tu voz

una vez más,

pensaba esta mañana,

me salvaría.

(6)

nunca noté

las faltas de ortografía

en tus primeras cartas de amor.

(7)

como el hijo pródigo

vuelve a dormir a casa

así de silencioso

ha llegado el invierno.

(8)

volviendo a casa del trabajo

tarde en la noche

abrazo a mi hijo

que acaba de morir.

(9)

¿es que sigo

en el año pasado?

es año nuevo

y ya estoy harto.

****

Hajime Ishikawa, conocido como Takuboku, nació el 28 de octubre de 1885, en la aldea de Tamayama, en la prefectura de Iwate, al norte del Japón. Es considerado el padre de la poesía moderna japonesa. Takuboku murió de tuberculosis el 13 de abril de 1912. Tenía 27 años.

***

Ilustración: Varela

Anuncios

Escrito por Mandrágora

Editorial y revista digitales. Fundada en 2014 por Fernando Vérkell. Una de las primeras revistas en línea, con sede en Guatemala, dedicada a la divulgación de la literatura contemporánea en Hispanoamérica. Envíe sus propuestas a edmandragoragt@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s