Siempre he pensado que existe algo siniestro detrás de esta fecha. Al margen de establecer parámetros de comparación entre niñez privilegiada y niñez en situación vulnerable, es curioso que durante este mes publiquemos en redes sociales fotos de infancia acompañadas de textos cuyo mensaje subliminal es la añoranza bestial que sentimos hacia nuestros primeros años de vida. Al parecer, nuestra vida adulta nos abruma tanto, que nos refugiamos en todas las reminiscencias infantiles que nuestro cerebro es capaz de almacenar.

Quizás nos causa pavor asumir nuestro rol adulto porque nuestras expectativas infantiles se han diluido entre cuentas por pagar, oportunidades perdidas, relaciones fracasadas y metas no cumplidas. Nos encontramos en un punto de nuestra recta cronológica en el cual, ver hacia atrás es quizás la única opción para sentirnos realmente vivos, pues nuestra vida adulta, en apariencia, nos ofrece desazón y desencanto.

La niñez perdida nos ofrece una zona cómoda donde podemos refugiarnos cada vez que nuestras responsabilidades adultas nos agobien. No obstante, de nosotros depende retirarnos de esa zona cómoda y empezar a construir una vida adulta relativamente plena o continuar sobrevalorando el pasado y subestimando el presente.

Puedo asegurarles que no tengo nada en contra del regocijo que produce el recordar nuestros primeros pasos en la vida, el punto acá es que muchas veces el pasado se convierte en nuestro mecanismo de defensa para evadir nuestra realidad actual. Sin embargo, aunque nuestro presente no esté rodeado de mimos, fantasías y juegos, aún hay oportunidades que valdría la pena considerar

Es por eso que estoy convencida que todavía es viable mantener ciertos sueños que vieron la luz cuando éramos pequeños y que bajo ninguna circunstancia deberíamos permitir que nos arrebaten, sin importar cuán viciado esté nuestro entorno o cuánta corrupción e inseguridad invada cada rincón del país donde vivimos, pues quizás esas utopías infantiles a la larga se convierten en nuestra mejor expresión de resistencia ante un mundo caótico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s