”El hombre es un pequeño pozo de agua

pero no es necesario decirlo”

José María Cuellar

 

I

Poco sabrán del dolor

aquellos hombres y sus máscaras blancas

si aún llorando holocaustos

desde las regiones oscuras

logran perturbar el sueño de un labio.

 

II

Sólo el silencio

será manantial

donde la fe

se arrancará la sombra

 

y despegará

el último ópalo encendido  de su rostro.

 

III

 

Lamer la miseria en la hora del trueno…

La deidad, como una estrella que siempre cambia de dirección

y las múltiples lágrimas bajando

desde los pómulos más escasos de la noche.

Peces que suben a la copa de la ninfa

para sentir el aroma terrenal

y se asfixian –prontamente –

en los placeres/ donde otros viven.

 

IV

 

Resuena aquella voz: la estela subterránea.

 

Inerte la semilla. Cadáveres hermosos

de niños que abrasan cuervos en sus ojos,

plazas abandonadas por la misericordia,

manecillas apiladas sobre la columna de Dios,

sucesión de piernas ante los recintos de su ceniza

donde se extingue la antigua ternura que trajo la amnesia.

 

 

 

 

 

Datos:

Josué Andrés Naranjo Moz, nace en San Salvador, El Salvador, en octubre de 1994. Poeta y gestor cultural, incluido en publicaciones de diversas revistas virtuales, asimismo en numerosas antologías dentro y fuera del país.

Participante del IV Festival latinoamericano de poesía Amílcar Colocho.

En el año 2015 gana el ‘‘II Concurso internacional de poesía Altino’’ en Italia.

 ***

Foto: Cortesía de Pedro Luis Peña

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s