Mi mamá me decía que por el rostro de una persona se puede saber cómo es esa persona.

La vida me ha enseñado que hay rostros que al verlos dan ganas de seguirlos viendo.

Hay rostros que luego de verlos uno se pregunta qué pecados estarán pagando.

Hay rostros que uno ha visto madurar y no se encuentra razón para dejar de preguntarse, por qué siguen siendo unos hijos de la chingada.

Concluyo que Mark Twain, tuvo razón al decir que todo hombre es como la Luna: tiene una cara oscura que a nadie enseña. La mujer tampoco se salva, eh.

Daniel Alarcón Osorio (Guatemala, 1962). Poeta y narrador. Como proyección social y cultural, es pionero en Guatemala en fundar Clubes de Lectores en bibliotecas públicas, privadas y empresas y realizar Encuentros de Lectores en museos, gimnasios, bibliotecas, estadios de futbol. Cuenta con Lic. en Letras, USAC. Posgrado en Lectura, Escritura y Educación, FLACSO, Argentina. Doctorado en Educación, universidad La Salle, Costa Rica.

Foto: Walter Sánchez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s