La vida de mi hijo es simple, y buena.

Él sabe lo que quiere. Sí, pero eso no es todo.

Pues yo lo sé también.

Y ambos queremos la alegría de las cosas superficiales y pasajeras

Como patear una silla o lanzar ladrillos desde una ventana

O tropezar con un bloque de hielo

O robar cortinas o un electrodoméstico en rebaja

O un viaje o un amigo o un beso ilegal.

No. Hay mucho más ahí que eso.

Y es que él nunca ha sentido miedo.

En lugar de ello, él alcanza y ve la silla caer con un hermoso sonido,

Y los ladrillos caen sobre las cabezas de la gente,

Y el agua corre tumultuosa y agitadamente por todo el piso.

Y así.

No es que el éxito, para él, esté asegurado, infalible.

Pero él nunca ha sentido miedo de alcanzar.

Sus lesiones son legiones.

Pero alcanzar es su regla.

¦

Traducción de Fernando Vérkell

Gwendolyn Elizabeth Brooks (June 7, 1917 – December 3, 2000), fue una poeta y maestra estadounidense. Fue la primera afroamericana en recibir el premio Pulitzer en 1950 por Annie Allen. Trabajó como  Poeta Consultora en la Biblioteca del Congreso de Los Estados Unidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s