Fórmula para amistad instantánea: mezcle guaro y drogas con la posibilidad de un polvo, y verá que todos se interesan como si fuera sus amigos del alma. Sus compadres y comadres de toda la vida y para siempre. Especialmente si es usted una mujer atractiva… o una mujer a secas. Tragos, líneas, piedra. Coqueteo borroso. Seducción desdibujada. En el parqueo de un Súper 24, sin plata y sin ganas de regresar a ningún lado, mi amiga se topa con otros jóvenes que beben de igual manera que ella, ya tarde de una noche cualquiera.

Exceso: de cerveza, químicos, e inestabilidad. De estropeo y naufragio. Mi amiga lleva muchos días tomando, no por la euforia que produce el trago, ni tan poco como un acto de rebelión. Ni por nada. Es más por desorden vulgar, una larga jornada de  irreverencia. Derroche de desaliento y frustración por lo que ella cree que es la vida. Mi amiga cree en la inmaculada idiotez y la crasa payasada que es la vida. De verdad lo cree. Por eso bebe. Tanto exceso la tiene enferma de todas partes, incluso de su estómago. Diarrea. Evacuaciones sin freno. Un combate ininterrumpido para que no le salga la porquería.

Sospechas: la mente de mi amiga parece un estadio vacío y ella en medio hablándose a sí misma.  Ochenta mil asientos desocupados su audiencia. Así de abandonada se siente.  Duda si no está en un enorme parqueo con altos parlantes instalados por doquier que transmiten lo que se dice así misma. Su voz,  la nada borrosa esparciéndose por la nada clara. Así de despoblada se siente. Soledad y tristeza retumban y la ensordecen.

Paranoia: Salen mensajes desde sus adentros. Después de cada enunciado, un eco queda rebotando hasta chocarse con el próximo informe que arroja su mente. Reverberan: “QUE HAGO AQUÍ?…hago aquí?… aquí?…ESTO NO ES POSIBLE…no es posible….posible….HACIA DONDE VA TODO?….donde va todo?…todo? Luego silencio. Claro está, todo envuelto en una gruesa sociabilidad fingida.

Incertidumbre: Esto agrava todo cuando, de repente se encuentra con sus amigos instantáneos en un apartamento casi lujoso, prácticamente impresionante. Entre el parloteo compulsivo y obligatorio, de repente, le dan ganas insoportables de ir defecar. Ganas indisculpables.

Mierda: En una secuencia de movimientos parecidos al aleteo de un colibrí, mi amiga corre hacia el baño. Sudando a chorros, distorsión en vez de rostro, rechinando las nalgas y apretando  los dientes, abre la puerta, la cierra, se desabrocha el cincho, se baja los pantalones, se baja el calzón e intenta apuntar sus excrementos hacia la boca del inodoro. Tan veloz como el aleteo de un colibrí, así intenta moverse mi amiga.

Expulsión: Falla sin reservas. Cuando sus nalgas se estrellan fulminantemente con el asiento del inodoro, la pared, el lavamanos, las toallas, unos adornos estúpidos que solo Dios sabe que hacen en un baño y el tanque del inodoro están chorreando de mierda.

Consuelo momentáneo: Suspira profundo, desahogada, insondablemente aliviada. Ve la descomposición que ella ha arrojado desde su interior.  Le parece una obra de arte. De verdad, una obra maestra. Así de restablecida se siente. Se sonríe. Algo que llevaba guisando adentro desde hacía mucho tiempo, al fin,  ha sido liberado.  Algo que Jackson Pollack hubiera admirado. Firma su nombre lentamente con su pulgar sobre su intervención. Se siente tan relajada que se queda dormida…profundamente dormida… doblada sobre el inodoro.

Despertar: Despierta sobre un sofá blanco y con ganas de vomitar por el mal olor que emana de todos lados. Palpa su cuerpo. Blusa, pero sin brazier. Pantalón, pero sin calzón. Otra invasión de dudas. El sol se cuela por las aperturas de las cortinas. Sus ojos marchitos miran la resaca que le clava los ojos con ganas de descuartizarla. Se pregunta si hay gente tan ruin de violar a alguien cagado…

Temblores: Temblando, mira a través de la ventana. No sabe dónde está. No recuerda los rostros de los amigos instantáneos que la han traído aquí. El olor es insoportable. Sale de sus poros. De sus cabellos. Decide tocar en una puerta cerrada tan blanca como el sofá donde esta acostada. Temblando, toca. Se recuerda lo que paso en el baño. Atormentada, Sigue tocando. Se siente sucia, usada, perdida. Sigue tocando. La puerta se abre de a ramplón y un gordo descomunal la acuchilla con ojos venenosos y vidriosos.

–QUE PUTAS QUERES? …

–Dónde estoy?…

El gordo le tira la puerta en la cara y demuele la  mejor sonrisa de mi amiga.

Limpieza: Mi amiga decide que lo mejor es ir a limpiar el baño. Sus temblores aumentan al acercarse a la puerta que ella deduce es el baño. El olor a mierda la hunde en la náusea. Titubea unos segundos. Parpadea frunciendo sus narices, dispuesta a limpiar lo que ha ensuciado.

Más incertidumbre: La abre lentamente. Adentro, impecabilidad divina. Un baño como los que muestran Arquiteture Digest. El sol ilumina  todo los objetos con perfección sobre-humana. Se mira en el espejo, irreconocible. Pelo alborotado, parpados abultados. Su incertidumbre arrecia. La habrán cogido? Qué tal si la embarazaron? Puta madre! y se le pegaron sida? Donde está la mierda que expulso con tanta vehemencia?

Mézclelo todo y repita el procedimiento: Más que perpleja, nauseabunda, regresa hacia el sofá. En el camino mira sobre la mesa de la cocina una botella a medias. Se la empina automáticamente hasta que lágrimas brotan. Sus adentros se calientan. Ella, jadea. Siente un poco de esperanza. No la suficiente. Se la empina de nuevo hasta acabársela. Siente asfixiarse. Se limpia más lágrimas. De repente le dan ganas agobiantes de ir a cagar de nuevo…

Mire…la verdad amo a mi amiga instantánea. De veras… Pruebe esta receta y… quien sabe… tal vez alguien la llegue amar a usted… como yo a ella…

[Foto: Grecia Ruiz]

Ξ

Eduardo Juárez, 1966. Estudió teatro en la Escuela Nacional de Arte Dramático. Fotógrafo. Maestro. De su obra destacan los libros Exposición de atrocidades, Mariposas del vértigo, Serenatas al hastío y Retrato de borracho con país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s