El amor no lo es todo: no es carne ni bebida

Ni sueño ligero ni un techo contra la lluvia;

Ni siquiera un leño para los hombres que se hunden

Y se levantan y se hunden y se levantan y otra vez se hunden;

El amor no puede llenar con aliento el pulmón espeso

Ni limpiar la sangre, ni reparar el hueso fracturado;

Aun incluso si un hombre está volviéndose amigo de la muerte

En el mismo momento en que hablo, por falta de simplemente amor.

Es posible que esté en tiempos difíciles,

Pinchado por el dolor y quejándose por libertad,

O regañado el poder de la resolución pasada,

Yo podría ser conducido a venderte mi amor por paz

O cambiar el recuerdo de esta noche por comida.

Podría ser. No creo que lo haría.

 

Traducción de Fernando Vérkell

 

 

Edna St. Vincent Millay (1892 – 1950) Poeta lírica, dramaturga y feminista estadounidense. Fue la primera mujer en recibir el Premio Pulitzer de Poesía. En 1943 fue la sexta persona y la segunda mujer en ser condecorada con la Medalla Robert Frost por su contribución de por vida a la poesía americana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s